Sergi Campillo: “La Albufera sigue siendo una gran desconocida”

Martes, 12 de Marzo de 2019 4:00

El concejal de Devesa-La Albufera admite que le hubiera gustado que algunos compañeros de Compromís hubieran tenido más votos en las primarias

VALÈNCIA. El concejal de la Devesa-Albufera del Ayuntamiento de València, Sergi Campillo, pasó por los estudios de Plaza Radio para participar en una nueva entrega de Plaza Local. 

Durante su entrevista con Pablo Plaza y Carlos Aimeur, Campillo defendió el sistema de primarias empleado por Compromís. “Todos los métodos tienen sus pros y sus contras. Nosotros decidimos abrirlo a las ciudadanía y creo que ha ido razonablemente bien”, asegura Campillo. “Moderadamente satisfecho” con su resultado, Campillo admite que le habría gustado que algunos compañeros hubieran tenido más apoyo.

Campillo, quien asegura que para él fue “un caramelo” que el alcalde Joan Ribó le diera la responsabilidad de gestionar la Devesa y la Albufera, reflexiona sobre el hecho de que esta joya natural “sigue siendo una gran desconocida en cuanto a su altísimo valor medioambiental y en cuanto a todos los servicios ecosistémicos que nos da a la ciudad de València”, y afirma que uno de sus objetivos durante esta legislatura ha sido ponerla en valor ante la sociedad.

Sobre la polémica que ha rodeado a los sistemas de protección aplicados en la CV-500, Campillo pidió que no se hiciera de la anécdota una categoría. Recordó que las medidas aplicadas fueron acordadas con la consellera de Urbanismo, María José Salvador, y la DGT, que entonces dependía del PP. Era pues una medida transversal.

Campillo admitió que la instalación de los cojines berlineses quizá “no fue la mejor solución”, pero ya se retiraron y “la realidad” es que, con el resto de medidas aplicadas (reducción de velocidad y rádar), dos años después ha descendido la mortandad de animales un 11% en el tramo con rádar y el tráfico de vehículos no ha disminuido; o sea, que no se ha afectado a la movilidad de los Pueblos del Sur, y “no ha tenido que cerrar ningún restaurante”, dijo,

En este sentido, Campillo criticó a quienes les dijeron que iban a perjudicar la hostelería de la zona. Los restaurantes de El Palmar, apuntó, se siguen llenando todos los fines de semana y se ha conseguido también “que sea una carretera más compatible con los valores medioambientales de la Albufera”.