Las varices son, tras las caries dentales, la enfermedad con mayor prevalencia en la población mundial

Viernes, 4 de Enero de 2019 6:00

“La genética, el sobrepeso, el embarazo o estar mucho tiempo de pie son alguna de las causas que provocan la aparición de varices. Actualmente se pueden eliminar empleando técnicas mínimamente invasivas”, explica el doctor Candela, especialista del Servicio de Angiología de IMED Valencia

Las varices son, tras las caries dentales, la enfermedad con mayor prevalencia en la población mundial según la Organización Mundial de la Salud. El doctor Eliseo Candela, del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular de IMED Valencia, ha visitado Plaza Radio para explicar cómo combatir esta enfermedad tan extendida. 

Según diferentes estudios epidemiológicos su prevalencia en la población mundial oscila entre un veinte y un sesenta por ciento. Esta cifra tan elevada provoca un fuerte impacto económico para el sistema sanitario, social y laboral.

Las varices son venas dilatadas y tortuosas que se producen sobre todo en las piernas debido a una enfermedad conocida como insuficiencia venosa crónica. Esta enfermedad surge debido a un fallo en el mecanismo valvular que poseen las venas para impedir que la sangre retorne hacia las piernas cuando caminamos. De esta forma, se produce un aumento de la presión en estas venas y que se dilaten cada vez más con el paso del tiempo. 

La gente confunde, en ocasiones, las varices con las arañas vasculares o telangiectasias, que son mucho más finas. Con el paso del tiempo es frecuente que la gente que tiene arañas pueda acabar teniendo varices.

Las causas de esta efermedad no son del todo conocidas. Lo que se sabe es que existe una fuerte predisposición genética a padecerla. Además, existen otros factores de riesgo como el sobrepeso, la edad avanzada, el embarazo, los anticonceptivos o el sexo femenino. Los trabajos que requieren estar mucho tiempo de pie, como trabajar en una cadena de montaje, o en lugares a temperaturas muy altas, como los hornos o cocinas, predisponen también a desarrollar varices. Esto es debido al efecto vasodilatador que tiene el calor. 

Realizar deporte no es perjudicial pero puede empeorar los síntomas si ya se sufre la enfermedad. Por evitarlo se debe realizar deporte con medias de compresión elástica en las piernas.

Las varices pueden presentarse en cualquier momento de la vida pero son más frecuentes en gente de edad media y avanzada. En algunos casos, pueden llegar a tener una elevada repercusión sobre la calidad de vida de los pacientes y ser causa frecuente de baja laboral, advierte el especialista del Servicio de Angiología de IMED Valencia.

Los síntomas habituales de las varices son: dolor, pesadez de piernas, hinchazón, sensación de calor, picor, hormigueo, rampas y , en ocasiones, trastornos inflamatorios crónicos de la piel que provocan cambios de coloración y la aparición de úlceras en los casos más avanzados. 

Una persona que sufra alguno de estos síntomas, debería consultar con un angiólogo y cirujano vascular, ya que si las varices no se tratan, pueden llegar a surgir complicaciones como trombosis, úlceras o sangrado.

Existe mucha variedad de fármacos en el mercado para el tratamiento sintomático de las varices. Son los conocidos “flebotónicos”. El doctor Eliseo Candela asegura que los flebotónicos, en la mayoría de los estudios y ensayos clínicos, no han demostrado ser más eficaces que un placebo, por lo que no disponen de suficiente evidencia para recomendarlos de forma sistemática a los pacientes. 

En cambio, las medias compresivas sí han demostrado ser eficaces para mejorar los síntomas provocados por las varices. “Mucha gente acude a la consulta en busca de una pastilla que elimine sus síntomas. A los pacientes al principio les cuesta llevar la media, pero cuando se acostumbran están muy satisfechos”.

Existen varios métodos para el tratamiento definitivo de varices. Hay ocasiones en las que es necesario extraer las venas en quirófano a través de microincisiones, que no necesitan ningún punto de sutura. Se realizan bajo anestesia local, sin precisar ingreso hospitalario. 

Hay otras técnicas de eliminación que lo que hacen es destruir la variz con métodos físicos, como aplicar calor desde dentro de la vena (endoláser, radiofrecuencia), o químicos como la escleroterapia con microespuma o los cianocrilatos. Estas técnicas novedosas permiten al paciente reincorporarse de forma inmediata a su vida habitual, tienen un menor número de complicaciones que las técnicas clásicas y unos resultados excelentes.

Escucha todos los podcasts de Plaza Salud aquí.