“La mejor pastilla para tener un corazón sano es mantenerse activo y consultar a un cardiólogo deportivo cuando se comienza a hacer ejercicio”, afirma el doctor Fabregat

Viernes, 25 de Enero de 2019 6:00

El Hospital IMED Valencia dispone de todos los medios necesarios para atender cualquier enfermedad cardiovascular

Solo nos acordamos de nuestro corazón cuando nos da un susto. La mayoría de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir simplemente con seguir unas pautas. El doctor Fabregat, Jefe de Servicio de Cardiología Clínica y Deportiva, nos ha visitado en Plaza Radio para ayudarnos a tener un corazón sano: “La mejor pastilla para evitar enfermedades cardiovasculares es mantenerse activo y evitar los malos hábitos característicos de la sociedad actual. El sedentarismo, el estrés y una mala alimentación, en la que se abusa de alimentos procesados, pueden causar diabetes, colesterol alto o hipertensión. Desafortunadamente, a las personas nos cuesta mucho modificar esas conductas”.

La enfermedad cardiovascular se comporta como un asesino silencioso ya que suele ser asintomática. Sin embargo, hay que saber escuchar a nuestro corazón ya que nos puede avisar que algo va mal. El dolor de pecho opresivo en el centro del tórax, la fatiga o la falta de aire al realizar actividades que hasta el momento se hacían sin dificultad son algunos ejemplos de síntomas que debemos consultar con un cardiólogo.
 
El Jefe de Cardiología Clínica y Deportiva de IMED Valencia añade que el dolor que produce un infarto en muchas ocasiones irradia hacia el brazo izquierdo. Pero no siempre es así. En otros casos, irradia hacia la espalda, el brazo derecho o, incluso, hacia las muñecas al realizar una actividad física.
 
El doctor Fabregat nos ha desvelado algunos datos muy curiosos. Hay un tipo de infarto característico de las mujeres de cincuenta o sesenta años y que está provocado por un intenso estrés emocional, como una discusión familiar o laboral. Este tipo de infarto no tiene nada que ver con el producido por una obstrucción de una arteria ya que se produce sobre un corazón y unas arterias sanas y sin colesterol. Además, el pronóstico no es tan benévolo como se creía en un principio.

Por otra parte, las mujeres acuden menos al especialista que los hombres: “Las mujeres camuflan mucho los síntomas, están más preparadas para soportar el dolor y tienden a restar importancia. Los hombres, generalmente, apenas notan algo raro consultan con un especialista. Las mujeres son más sufridas”, comenta el responsable de cardiología de IMED Valencia.

Todo el mundo conocemos a alguien o hemos leído el caso de personas jóvenes, sanas en apariencia, que mueren de repente. El doctor Fabregat incide en que en la mayoría de ocasiones esta muerte súbita la provoca una cardiopatía congénita que, en un alto porcentaje, se podría haber detectado en un chequeo. “Por este motivo, en el momento en que una persona decide empezar a hacer ejercicio debería acudir a un especialista en cardiología deportiva”, recalca el doctor Fabregat. Se analizan factores de riesgo y posibles cardiopatías congénitas”.