Algunos niños y adolescentes abandonan los estudios porque se cansan al leer debido a un problema de visión no detectado

Viernes, 8 de Marzo de 2019 6:00

Las operaciones de vista consiguen mejorar la calidad de vida y la economía familiar al no tener que volver a usar gafas ni lentillas, explica Francisco Pastor, Jefe de Oftalmología de IMED Valencia

Nuestros ojos son una de las partes más fascinantes del cuerpo. Es el segundo órgano más complejo después del cerebro pero… ¿cuánto sabemos realmente sobre ellos? El Doctor Francisco Pastor, Jefe del servicio de Oftalmología del Hospital IMED Valencia, nos ha ayudado a mirarlos de otra forma tras su paso por los estudios de Plaza Radio.
El ochenta por ciento de nuestros recuerdos está determinado por lo que vemos pero, sin embargo, nos acordamos muy poco de cuidar nuestros ojos. “Es triste pero la gente solo acude al oftalmólogo cuando tiene un problema. No hay una cultura de prevención. Si se acudiera a las revisiones rutinarias se solucionarían muchísimas patologías”, reconoce el doctor Francisco Pastor quien destaca que la infancia es una etapa determinante en el desarrollo de la función visual. 

Es fundamental que los niños acudan a una revisión anual a partir de los tres años para poder detectar problemas visuales como miopías, ojos vagos…”Hay patologías que si se cogen a tiempo se pueden corregir pero otras, a partir de los diez años, no tienen solución. Si el niño ve mal con los dos ojos es más fácil de detectar pero si solo se tiene problemas en un ojo es más complicado a no ser que acuda a una revisión. Esto ocurre porque, al realizar todas nuestras actividades con los dos ojos abiertos, el niño no es consciente que no ve bien por uno de ellos”. En muchas ocasiones, el ojo se hace vago y es algo que sino se detecta a tiempo jamás lo podrá corregir. Un niño pequeño puede pensar que tiene una visión normal porque no ha conocido otra cosa. Es muy importante la detección y corrección para que el niño desarrolle una visión binocular y que los dos ojos funcionen como un todo. Existen otras patologías como las cataratas congénitas que si se tratan a tiempo existe la posibilidad de recuperar algo de visión. Hay otro tipo de enfermedades, como los tumores intraoculares típicos de los niños, que pueden pasar desapercibidos.

Los adolescentes o jóvenes quizá sean los que menos acuden al oftalmólogo. Si, por ejemplo, padecen miopía se suelen dar cuenta porque no ven de lejos y acuden al especialista para poner solución. Sin embargo, en algunas ocasiones, el fracaso escolar puede ser consecuencia de un problema de visión no detectado. Algunos niños y adolescentes no quieren estudiar porque se cansan al leer debido a que son hipermétropes pero no lo saben.

A partir de los veintiún años es la edad adecuada para someterse a una cirugía refractiva y decir adiós a la miopía, hipermetropía o astigmatismo. Antes de esa edad no es aconsejable porque hay riesgo que cambie la graduación. 

Respecto a la cantidad de dioptrías recomendables para pasar por el quirófano, el jefe de oftalmología de Oftalvist, indica que depende de las necesidades visuales, de la actividad profesional o de la frecuencia con la que se utilizan las gafas... Una persona que tenga una dioptría de miopía sí que puede merecerle la pena mientras que con media dioptría quizá no sea necesario. 

Antes de operarse hay que pasar una serie de pruebas y cumplir unos requisitos para evitar riesgos. Asimismo, es una cirugía con unos resultados definitivos en un porcentaje muy elevado pero hay una serie de factores que no se pueden controlar. El cristalino puede modificarse con el paso de los años en algunas personas y en otras no. Durante los embarazos, a algunas mujeres, puede variarle la graduación mientras en otras permanece intacta. 

Por otra parte, el doctor Pastor resalta como se adquiere calidad de vida tras la operación además del ahorro que supone olvidarte de las gafas y las lentillas. “La operación es muy breve, no suele durar más de una hora, y el postoperatorio muy liviano”. Además, la lentilla es un plástico con componentes acuosos donde puede haber gérmenes y contaminarse. El riesgo de infección es bajo pero con la operación desaparece”.

Otra de las patologías más extendidas a partir de los cuarenta ó cuarenta y cinco años es la presbicia o vista cansada que aparece debido a la edad, sin que existan otros factores determinantes. La solución para poder ver de cerca es pasar por el quirófano o llevar gafas. La cirugía para erradicar la presbicia es diferente a las demás pero también es con anestesia local y en un par de días la visión es perfecta de cerca y de lejos. Hay dos formas diferentes de operar la presbicia pero el doctor recomienda utilizar la lente intraocular porque de esta forma se evita padecer cataratas en el futuro.

El Servicio de oftalmología de IMED Valencia es ofrecido a través de la Clínica Oftalvist que cuenta con clínicas por toda España. La especialidad de oftalmología es una especialidad muy tecnológica. En Oftalvist cuenta con de una dotación amplia, moderna y puntera tanto a nivel diagnóstico como terapeútico. En lo que se refiere a patología del segmento anterior cuentan con queratómetros, tonómetros, paquímetros, topografía corneal, OCT de segmento anterior, interferometría óptica, lo que les permite caracterizar y describir las estructuras de la parte anterior del ojo así como realizar un cálculo preciso de las lentes intraoculares para la cirugía de cataratas. También disponen de un campímetro visual, OCT de dominio espectral de segmento posterior, angiógrafos que les permite realizar un diagnóstico de glaucoma así como de valorar la retina a nivel estructural y sirven de complemento en el diagnóstico de las patologías retinianas. Además, cuentan con distintos tipos de láser en consulta para realizar tratamientos retinianos, tratamientos de glaucoma, capsulotomías, iridotomías. En quirófano la dotación tecnológica también es extensa, lo que permite realizar todo tipo de cirugía ocular, dentro de las distintas especialidades, desde cirugía de las vías lagrimales hasta cirugía refractiva.

En cuanto a los oftalmólogos existe una subespecialización muy marcada y cada uno domina una parte del ojo. Así, cuentan con especialistas en patología del segmento anterior: córnea, superficie ocular, especialistas en cirugía refractiva, en cirugía de cataratas, glaucoma, oftalmología infantil, estrabismos, cirugía plástica ocular, retina tanto médica como quirúrgica. Al estar tan subespecializados podemos tratar con mucha mayor profundidad todas las patologías oculares de una forma más específica

Por otra parte, al estar en un entorno hospitalario existen sinergias con otros servicios y una comunicación directa entre los distintos profesionales que posibilita realizar una atención global del paciente sin demoras y sin que se tenga que trasladar para visitar a otras especialidades. El feedback es inmediato y el paciente sale beneficiado de ello. El hecho de usar el quirófano en un ambiente hospitalario nos aporta unas ventajas como puede ser la seguridad.

Por último, el Jefe de Oftalmología de IMED Valencia nos ha dado unas recomendaciones para cuidar mejor nuestros ojos. Es imprescindible llevar gafas de sol que cumplan todas las normativas desde la infancia. Además, no hay que bucear con los ojos abiertos ni en el mar ni en la piscina para evitar que en los ojos entren en contacto con gérmenes o con agentes irritantes como el cloro. Por tanto, hay que usar gafas de bucear. La alimentación debe ser rica en omega 3 y en antioxidantes para mantener una vista sana.